informativa

¿Se puede conducir en chanclas?

¿Te multan por conducir con chanclas? La Guardia Civil reabre la polémica

Un tuit del Instituto Armado enfada a los conductores: la ley no prohíbe esta práctica, pero puede haber sanción si los agentes así lo deciden.

Un tuit de la Guardia Civil ha vuelto a desatar la polémica en las redes, como cualquier verano. ¿Está prohibido conducir con chanclas? Y el debate se enciende porque la respuesta es que ni sí ni no, pero que el conductor está expuesto a una multa que depende, además, de la interpretación del agente con que se tope.

De ahí viene el enfado de muchos automovilistas, que se quejan de indefensión por el hecho de que no haya una norma clara al respecto. El propio tuit del Instituto Armado refleja la contradicción: ningún artículo del Código de Circulación dicen nada concreto sobre el particular, pero el conductor se expone a una sanción porque su capacidad de manejar el vehículo está limitada. El mensaje asegura que “no es por la multa”, pero los conductores desconfían.

Según la Dirección General de Tráfico (DGT), hay varios artículos del Reglamento de General de Circulación que sirven para regular este hecho y otros similares (usar chanclas, maquillarse, manejar el GPS…).

Artículo 3. 1. Se deberá conducir con la diligencia y precaución necesarias para evitar todo daño, propio o ajeno, cuidando de no poner en peligro, tanto al mismo conductor como a los demás ocupantes del vehículo y al resto de los usuarios de la vía. Queda terminantemente prohibido conducir de modo negligente o temerario.

Artículo 17.1. Los conductores deberán estar en todo momento en condiciones de controlar sus vehículos o animales.

Artículo 18.1. El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía.

Por tanto, los agentes pueden denunciar los hechos y sancionar al conductor. Esta actitud, en todo caso, se considera infracción leve, con una multa de hasta 100 euros (suelen aplicarse 80 euros).

https://motor.elpais.com/conducir/te-multan-conducir-chanclas-tuit-la-guardia-civil-reabre-la-polemica/

infomativo

Fraude en seguros de turistas británicos

La sanidad privada denuncia un fraude de 100 millones en seguros de turistas británicos

 

La sanidad privada española ha desvelado un fraude en los seguros de asistencia sanitaria de ciudadanos británicos en España. La estafa tiene graves consecuencias como fallecimientos, pérdidas económicas de hasta 100 millones de euros al año para las clínicas y congestionamiento en el Sistema Nacional de Salud, según denunció este lunes la patronal Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE), que agrupa a 1.300 entidades.

El fraude denunciado por ASPE funciona de la siguiente manera. Los británicos contratan un seguro de viaje que incluye asistencia sanitaria, pero en realidad esa póliza no les cubre la atención en una clínica privada y los pacientes, al final, tienen que ser trasladados a hospitales públicos, con el coste para las empresas privadas, el colapso en el sector público y los peligros para los enfermos. En definitiva, los turistas engañados por estas aseguradoras son atendidos en el Sistema Nacional de Salud porque tienen derecho al poseer la Tarjeta Sanitaria Europea, común a todos los países de la UE, pero no porque tengan un aseguramiento privado que les cubra los gastos.

 

“Lo que queremos demandar es una situación fraudulentade varias aseguradoras. Ofrecen a los ciudadanos británicos un seguro fraudulento”, apuntó David Medina, vocal de la junta directiva de ASPE. “Estas compañías actúan con total impunidad”, añadió.

La patronal denuncia que la situación es tan grave que se han producido varios fallecimientos por los retrasos y traslados en la atención sanitaria, que según denuncian, al final los pacientes deben ser tratados en el sistema público español o de Reino Unido. Esta asociación de hospitales no concreta el número de muertes porque lo desconoce, pero sí ha revelado tres casos que se han conocido por la prensa británica.

El sector ya informó en 2016 a la autoridad del Reino Unido Financial Conduct Authority (FCA) sobre las irregularidades detectadas en la asistencia de viaje comercializadas por 15 empresas británicas: Travel Insurance 4 Medical, Insurefor, Ok to travel, Insure Pink, Staysure, Suretravel Citybond, Covered 2 Go, Good to Go, All Clear Traveler, Alpha Travel, ERV Medi-Care, Leisurecare Multi-traveller X5, World First Traveller y Get Going Travel Insurance, según la lista proporcionada por la asociación. El coste medio de estas pólizas, que incluyen otras coberturas de viaje, se sitúa entre 30 y 120 libras (34 y 135 euros), según ASPE.

Las cifras del sector indican que este abuso afecta a alrededor de 800 pacientes al día, sobre todo en zonas turísticas, con un coste de 4.000 euros de media si el paciente debe ser intervenido, y lo que supone un menoscabo de entre 75 y 100 millones al año para las clínicas privadas españolas. El hospital privado incurre, según ASPE, en costes médicos que no son asumidos ni por el paciente ni por la aseguradora y, en muchas ocasiones, el traslado es sufragado por la parte privada.

Los gastos y demandas

Cuando un turista llega a una clínica privada española, la aseguradora no es clara con el afectado y según los responsables de ASPE, “le dicen que el sistema privado español es fraudulento y le solicitan que se traslade al sistema público”, afirmó Medina, ya que en realidad los afectados no tienen ningún tipo de póliza privada.

De hecho, este responsable de la patronal denunció una “campaña difamatoria” en las webs de estas compañías en las que se describe al sector privado español como un conjunto de clínicas corruptas que intentan facturar de forma desmedida e incluso “aseguran que los médicos no tienen titulación”. Todo por espantar a los pacientes y llevarlos a los centros públicos para que sean atendidos con su tarjeta sanitaria. “Difamaciones y patrañas que refuerzan este sistema perverso”, según el responsable de la asociación sectorial.

El problema llega con ese traslado, ya que además del serio riesgo para el paciente, finalmente el sistema público repercute el gasto a la clínica privada.

La patronal denuncia además que este fraude no solo afecta a la sanidad privada, ya que aunque las comunidades autónomas cobran luego al sistema público inglés, la atención de estos pacientes suponen un desembolso previo y la congestión en los hospitales y centros ambulatorios.

Este sector cuenta en España con una facturación de 36.000 millones al año, alrededor del 3,4% del PIB. Da empleo a 262.000 profesionales y dispone de 443 hospitales, según datos de ASPE, organización que pertenece a la patronal CEOE y que agrupa al 80% del sector.

ASPE ha avanzado un plan de medidas que prevé reclamar medidas cautelares ante las autoridades británicas por el ejercicio ilícito de estas asegurados y exige al Gobierno español que “asuma sus competencias ante estas irregularidades” y estudiará medidas legales para que la Administración deje de derivar los costes de los traslados y tratamientos médicos a la sanidad privada. Además, ha editado un folleto informativo en inglés que repartirá en los centros sanitarios en las zonas turísticas para informar a los afectados sobre sus derechos.

Brexit

Desde la patronal se aseguró que desconocen cómo va a afectar este problema si se produce el Brexit. “No sabemos qué va a pasar. Pedimos al Gobierno que haya una claridad meridiana para que se sepa qué coberturas van a tener los británicos en el sistema público”, solicitó Medina.